Mudanza. Sandra Ávila


Acá me encuentra la vida embalando mis pertenencias, esas que en mi existencia me fue dando en esta última década. Aún me resulta extraño : tratar de separar cada cosa y juntar lo que llevo conmigo y lo que dejo. Estoy feliz por empezar un nuevo camino pero a la vez este sentimiento se mezcla con sensaciones de un futuro incierto y desconocido. Dejo aquí muchos objetos plagados de puro sentimiento que este momento no puedo llevarme, y me llevo en el corazón todo el cariño de las personas que este tiempo señalado conocí y frecuente, y justamente estos últimos meses fue cuanta más gente conocí , gente maravillosa de la que nunca podré olvidar.
Mis valijas se colman de recuerdos lindos de salones nocturnos de clases, de pizzas con amigos y un montón de anécdotas de risas, pero de risas, de esas que te hacen doler la costillas y se te acalambra el estómago.
Crecí en espíritu, crecí  mucho alado de gente que me enseño mucho, puedo decir que profesores tuve los mejores que se pueden tener.
Ahora llego el momento de marchar a nuevos senderos y transitar este camino que se llama  vida, y la verdad que el destino no lo sé y desconozco que tiene preparado para mi, solo sé qué son tiempos de cambios y  lo acepto.Estoy ansiosa por ver qué hay más allá del otro lado y empezar a caminar. Agradezco a todos los que caminaron de la mano conmigo y me acompañaron.

Seguramente nos encontramos en el siguiente post  desarmando las cajas y los bolsos en el nuevo destino

Comentarios

  1. Como siempre tus palabras me llegan. A continuar viaje y acá estaremos para leerte en cada parada del viaje.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Escribe un comentario,gracias!

Entradas populares