Entradas

Mostrando entradas de enero, 2012

Los lectores quieren saber...

Sandra Ávila por Sandra Ávila
¿En qué te inspiras para escribir tus historias?Sobre todo soy una gran observadora de lo cotidiano. Me inspiro en algunas historias propias pero que sufren una importante modificación de lo acontecido, historias ajenas e historias de amigos de amigos pero sobre todo me gustaría remarcar que disfruto de agregar una pizca de exageración, muchas en su mayoría son ficción.

¿Cómo fueron tus inicios en la literatura?Ser una persona solitaria desde pequeña me favoreció sin dudas, porque me gustaba escribir y conectarme conmigo misma, en la etapa de adolescente empecé a escribir poesías y siendo un poco más grande empecé a relatar historias, recuerdo que me entere que un amigo se había suicidado jugando a la ruleta rusa entonces imagine como había sucedido la desventura y escribí “Tres gatillos y un disparo”.

¿Qué estas escribiendo ahora?Siempre estoy escribiendo historias, hace poco termine de escribir un documental, pero no está dentro de lo que es la literatu…

Cuento. Made in Taiwán. Sandra Ávila

Imagen
Me había presentado temprano a una entrevista, estaba desilusionada porque había rebotado en muchas, y había gastado el poco dinero que me quedaba, más el dinero que había pedido prestado para salir a buscar trabajo, la fila de postulantes era larguísima, muchos de ellos salían a fuera con cajas, cosa que en ese momento pase por alto. La sala de espera que funcionaba también como oficina estaba completa. Porque estaba allí, no lo sé, el aviso del diario no especificaba muy bien. Solo sé que tendría una entrevista. Se escuchaba bastante barullo, por momentos sospeche que el jefe no estaba y adentro estaban de farra, supuse que se trataba de una secta, por la forma en que gritaban, saltaban y se escuchaban cánticos, algunas personas que también esperaban en la sala para ser entrevistadas salían despavoridos al escuchar el griterío, yo me quede, ya estaba allí, si ellos se van más posibilidades tengo de ocupar el puesto- pensé. Estaba por leer una revista y me llamaron, después de la en…