Cincopa Gallery

...

viernes, 6 de mayo de 2011

Álvaro Zardoni.Destreza y creatividad




























Su habilidad, destreza y creación hicieron de este artista se destaca con la magnificencia de sus obras a través de la expresión que fue manifestando en cada una de sus esculturas figurativas con estilo y vitalidad.

Sus esculturas tienen una gran connotación: van desde lo mitológicos y legendarios a piezas únicas y vanguardistas.

Álvaro Zardoni, Tiene un espíritu inquieto, emotivo y fresco. Este artista presentó sus diversas esculturas de bronce en muestras individuales y colectivas privadas en importantes galerías como: Estados unidos, México, así como también muchas de sus obras forman parte de colecciones privadas en México, Miami, Los Ángeles, Chicago, Boston, Nueva York, Portland, Eugene, Seattle, Bogotá, Buenos Aires, Colonia, Stuttgart, Viena, Amberes, Rotterdam, Lisboa, Madrid, Milán, y Londres. Alvaro Zardoni nació en la colonia Roma de la Ciudad de México. Estudió pintura y dibujo en el taller de Irene Lindroth. Es arquitecto egresado de la Universidad Anáhuac (1987). Actualmente es representado por la "Galería Dante" de Puerto Vallarta, “Generator Gallery” y “Espacio Kerlegand” de San Miguel de Allende. Es miembro del Salón de la Plástica Mexicana a partir de febrero de 2006.
Sus últimas esposiones Bedel en marzo de 2011,en DF. Actualmente participa de jurado en Primer concurso de Ilustración :La vida de Juana

P.-¿El proceso de cada pieza es largo hay que hacer varios procesos?

R.-La escultura en bronce -que es mi caso- requiere de un proceso más o menos largo y quizás un poco complicado pues hay partes de trabajo en solitario en el estudio y otras con un equipo dentro del taller para las cuestiones técnicas.


P.-¿Primero un moldeado de plastilina luego...?

R.-Comienzo modelando en plastilina, más bien jugando con las ideas directo en este material… yo no hago bocetos o dibujos previos… al final se hace un molde hule, en el que se harán copias en cera del original… luego hay que retocar esas ceras: quitar las marcas de las uniones del molde, burbujas y otras imperfecciones… ya listo cada cera se envuelve en un cilindro de yeso el cual, una vez fraguado, se hornea para que la cera se evapore. El cilindro ya que se enfría está listo para que se haga el vaciado del bronce fundido.

La pieza de bronce hay que lijarla, cincelarla y pulirla antes de que se aplique la pátina, que se realiza con ácidos y distintos componentes para darle el terminado. Para sellar se utiliza al final cera y se pule para dar el brillo.

Yo estoy muy cercano al proceso del taller para poder estar seguro de la calidad de la pieza final.





P.-¿Cómo diseñar la serie, en que te inspiras?

R.-Yo trabajo en formato pequeño, y es por eso que por lo general voy haciendo series… además, una pieza te deja con asignaturas pendientes así que te lleva a una y otra más hasta que sientes que has agotado el tema…

¿Qué me inspira? La figura humana… en especial las caras… y todo lo que ellas reflejan: sentimientos, emociones, pensamientos… Con un guiño tienes una pieza completamente distinta… Creo que las caras que hago, más allá de una corrección “académica”, tienen una personalidad propia, una psicología y una mirada “viva”…


P.-¿Cómo definís tu estilo?

R.-Un tanto clásico, siento que tanto por la forma como por los contenidos, mi obra se acerca a la producción del Mediterráneo, pero con una mano contemporánea y con la influencia de alguien que vive en un lugar con tantos estímulos como lo es la Ciudad de México, y con una carga también de humor algo oscuro.


P.-¿Cómo te iniciaste en el arte?

R.-Siempre tuve contactos con el arte: Desde muy joven tomé clases de pintura y dibujo en el taller de Irene Lindroth; estudié arquitectura en la Universidad Anáhuac, e hice varias cosas en diseño y decoración… y por un breve tiempo llevé la administración de una beca para artistas que daba el gobierno de la ciudad.

Con respecto a la escultura, tuve un proceso más largo… tenía desde niño una mesita con mi plastilina… tuve mucha facilidad para modelar… pero no hacía cosas que duraran. Empecé a exponer accidentalmente… me atraía la idea de la escultura, pero tenía miedo de dedicarme a ella profesionalmente, de hecho tardé algún tiempo en hacer mis piezas en bronce, pues era dar un paso muy serio… que dejaran de ser piezas únicamente mías y compartirlas al exterior…

Ahora ya llevo más de 10 años dedicándome de lleno al arte y feliz de estar en este camino.











P.-¿En que basa tu fe espiritual?

R.-Estoy en una búsqueda espiritual… poco convencional y algo ecuménica… creo que hay que tener apertura para aprender a reconocer dónde encontrar sabiduría, lo que nos pueda dar sentido como seres humanos, y la trascendencia a otros planos… pero también de saber poner los límites a todo dogma que se nos impone, venga de donde venga.




P.-¿Que artista han influido en tu desempeño y desarrollo?

R.-De muy chico leí algo que escribió Louise Neveslon, la gran escultora, y que se me quedó grabado desde entonces:

“Desde la más temprana infancia supe que sería una artista. Me sentía como artista. Mucha gente está aquí en la tierra y nunca sabe qué es lo que quiere. Yo los llamo seres incompletos. Yo tenía un esquema de lo que sería mi vida y de lo que yo quería de este mundo. Bueno, no todos eran tan demandantes como yo. Pero yo quería algo que pensaba que me pertenecía, quería una exposición para mi sola. Para mí eso era la vida. ¿Quién es un artista? Hay que tomar el título. Nadie nos lo da. Tenemos que hacer nuestras vidas”.

He visto la obra de muchos escultores. No sé de que manera el estudiar su trabajo ha dejado sus huellas en el mío… te puedo mencionar a Rodin, Aristide Maillol, Camille Claudel, José Clará, Arno Breker… y de los más recientes Subirachs, Robert Graham y Javier Marín.



P.-¿Alguna anécdota que te gustaría contar con algún otro colega?

R.-El no perder de vista la necesidad creativa interior… hay muchas voces externas que pueden desviar nuestra línea de trabajo: las galerías, los compradores, las opiniones sobre lo que debe ser o no el arte… creo que hay que ser fiel a lo que uno mismo quiere expresar.




P.-¿Dónde naciste?

R.-En la Ciudad de México, en un barrio viejo que se llama Colonia Roma. Ahora vivo muy cerca de ahí.


P.-¿En que estas trabajando ahora?

R.-Tomando un descanso de la figura humana y experimentando un poco con animales… quiero hacer gatos (obvio que no se trata de gatos comunes…) llevo trazados tres hasta este momento.


P.-¿Qué planes tenes a corto plazo?

R.-Estos últimos años han sido difíciles para el arte, varias de las galerías con las que había estado trabajando han cerrado y he comenzado a tratar con otras. He estado más enfocado en mi producción que exponer… quizás es una especie de protección. Como planes a futuro me gustaría hacer algo de formato grande, eso sería un gran reto para mí, pero dependería en todo caso de que se tratara de un encargo, por los costos.


P.-¿Siempre te gusto esto del arte?

R.-Si… y creo que yo no podría vivir sin arte, tanto el apreciarlo como producirlo.

P.-¿A que artistas admiras?

R.-A muchos, no sólo escultores sino también pintores, músicos, escritores, arquitectos… no sabría con quien encabezar la lista!


P.-¿Venís de una familia de artistas?

R.-Mis padres son economistas. Hay varios escritores parientes de mis abuelos. Pero sólo una de mis bisabuelas pintaba. Tengo un cuadro de ella, que me parece bellísimo. Supongo que la pintura era más un pasatiempo para ella que una cuestión de ser artista como tal. Mi familia vio mi facilidad para el arte, pero no lo consideraron como una propuesta válida para vivir. Esto ha sido un aprendizaje para todos nosotros.


P.-¿ Contame sobre la serie de esculturas que taren una llave como accesorio, el por que de la llave tiene algún significado?

R.-Justo comencé a utilizar objetos cotidianos en mis piezas cuando hice mi primera colección en bronce… era un intento de quitar lo formal de este metal para hacer algo más lúdico, más accesible… el bronce siempre te remite a un monumento o algo muy serio… por eso también he querido usar pátinas con colores que son poco comunes, y que a la vez sean más vivos.

Regresando a los objetos, ellos me ayudan a reforzar la idea de una pieza o de la colección en la que estoy trabajando… los Cíclopes tienen monedas en sus frentes, que se refiere a la prioridad que existe actualmente de lo material. Las llaves en mi última colección (Bedel) tienen que ver con las puertas que se pueden abrir, la esperanza de encontrar un mundo mejor.



P.-¿En tu infancia como eras?

R.-Pues creo que muy fantasioso y retraído… vivía en mi propio mundo.


P.-¿En la escuela eras buen alumno?

R.-Creo que tenía buena retención (nunca reprobé… de hecho mis calificaciones eran buenas) pero siempre odié el que me encargaran tareas o el tener que hacer cosas por obligación.


P.-¿ tenés sueños sin cumplir o estas encaminado?

R.-Me encantaría que una galería en el extranjero me representara… no he encontrado todavía el camino para lograrlo. Siendo México un país hostil para el arte, me vendría muy bien un escaparate diferente para mi producción.


P.-¿Trabajas en silencio o música de fondo?

R.-La música siempre me acompaña… aunque depende del humor en el que estás y de la intención de la pieza en que estás trabajando… creo que los géneros preferidos en mi estudio son la música coral barroca y el flamenco.

En la fundición es otra cosa: ya te podrás imaginar: la Salsa, Cumbia y demás ritmos propios de un taller!

P.-Contáme sobre la serie de signos del zodiaco, sirenas, etc

R.-El zodíaco nació casi por casualidad, pues había trabajado un Unicornio y la idea de hacer entones algo con cuernos de toro, carnero y cabra me entusiasmó… de ahí fue progresando el resto de los signos, pero los hice pensando en la gente que tengo cerca: amigos y familia, y la manera en que yo los percibo… hay un par de piezas que son “incómodas” porque no son del todo halagadoras.

Sobre las otras piezas que me preguntas, te podrás dar cuenta que regreso muy seguido a inspirarme en temas mitológicos de Grecia y Roma… a veces también tomo como referencia a personajes literarios o históricos.

Fotos:pertenecen al artista entrevistado

http://www.alvarozardoni.com/