Entradas

Reseña. Libro El amor en tiempos de Wifi de Adriana Guerrero por Sandra Ávila

Imagen
El amor en tiempos de Wi fi de Adriana Guerrero, es un libro de filosofía que arranca con Platón y Sócrates, parejas y personajes que fueron leyenda, pasando por las teorías de reconocidos filósofos tales como Friedrich Nietzsche y Martin Heidegger, (entre otros) termina en estos tiempos modernos en los que nos toca vivir como los medios de comunicación, pasando por las Redes sociales, de cómo influyeron en el día a día en la forma de comunicarnos, las relaciones afectivas y sus variantes, la moda y el Arte; el libro se encuentra atravesado por el Amor y sus facetas, por cierto un material muy interesante, desarrollado y contundente. Cabe señalar que este libro es el resumen de la interpretación de la autora. Este es su primer libro que se anima a publicar, pero el Amor es tan amplio que incluso podría seguir.
Sello Editorial: Ediciones Masmédula Dibujo de la portada: Laura Paggi-Artista Plástica

Convocatoria Escalera Santa Rosa, cuentos, historias y fotografías

Imagen
"Con motivo de la realización de las refacciones de las escaleras que inicia en calle Libertad y finaliza en calle Corrientes". Queremos convocar también a todos los ciudadanos a que participen enviando fotos de la escalera al lado de Sass de como era antes, así como también podés enviar un cuentos o historias que remitan a esta.

Sabemos la importancia que hoy tiene destacar y rescatar historias de nuestra ciudad y origen y no perder identidad. Muchas de estas historias formaran parte de un proyecto cultural
Envió de obras vía e-mail: a sandratextosavila@gmail.com A-Las obras serán enviadas en un archivo en Word, título de la obra, Arial 12, interlineado 1.15. firmada con nombre y apellido. Al enviar la obra vía mail en el que escribirá en el Asunto” Convocatoria escaleras” B-En el mismo mail enviar un segundo documento en que figurarán: Título de la obra, Nombre y apellido, dirección, DNI, edad, mail y teléfono
Recepción de obras, desde el 1 de julio, agosto, septiembre y oct…

Marysol. Captura de fans

Imagen
Les agradezco el cariño , el respeto y el acompañamiento en todo lo que emprendo. (aquí captura de pantalla de alguien que ha leído Marysol. Muchos abrazos

Fragmento. Marysol . Novela

Imagen
Lo que más quería saber era quién era mi padre y dónde podía ubicarlo. Lo mínimo, un nombre, una fotografía. Fui a verlo, Ana me acompañó hasta su casa, ella siempre supo de él, estaba al tanto de su paradero. Quise entrar sola. Alejandro, mi padre no tenía cara de Alejandro, no sé cara de qué tenía, pero la verdad que no tenía cara de Alejandro. Al verlo quería largar miles de expresiones y palabras, interminables oraciones, como presentación solo invoqué que era su hija, que Silvia era mi madre y que hacía muy poco tiempo que me había enterado de ella y que al mismo tiempo la había conocido poco porque había muerto devorada sin piedad por un cáncer. Era un tipo de pocas palabras, pude arrancarle escasas frases con espátulas. Al verlo me di cuenta que su fisonomía y la mía eran las mismas. En el fondo me estremecí, había encontrado alguien que era mío, no como un objeto, sino como estirpe. Yo me había estado preguntando toda mi vida por mi identidad y después que lo vi estuve segu…

Nido

Imagen
como si fuéramos dos pájaros deberíamos seguir trayendo hojas y pastos al nido, y más pichones y más melodías.

Grafiti

Imagen
A veces es necesario escuchar un Te quiero. Este sentimiento no es fácil de expresar sin embargo algunos sienten el impulso de gritarlo a los cuatro vientos.

Otoño allí afuera Sandra Ávila

Imagen
Aguardá la noche esta fría
no dejes tus voces en este espacio
la huella en el asa, las gotas de agua en el espejo




























y aún así no estás, la casa es demasiado grande
el aroma se disuelve muy rápido
este espacio se vuelve infinito
y el cuerpo frío
el otoño allí afuera
y aquí todo es asfixiante
el cielo gris
los hipócritas ríen de mi destino
gozan y se revuelcan en el dolor que no les pertenece y le es ajeno
yo intento tapar el sol con un dedo y todo es inútil
los momentos majestuosos se cuelan como las moscas en un cacho de carne podrida
no hay momentos para rememorar, todas fueron fantasías y productos de mi propio engaño
la vida no es eso, te dicen haciéndote creer que ellos saben vivir la vida como se debe

y yo una vez más intento que mis monstruos devoren todo aquello que me perturba pero no hay, no existe un Dios para mí
una agenda colmada de citas y nadie quiere llamar para cancelar