Otoño allí afuera Sandra Ávila

Aguardá la noche esta fría
no dejes tus voces en este espacio
la huella en el asa, las gotas de agua en el espejo




























y aún así no estás, la casa es demasiado grande
el aroma se disuelve muy rápido
este espacio se vuelve infinito
y el cuerpo frío
el otoño allí afuera
y aquí todo es asfixiante
el cielo gris
los hipócritas ríen de mi destino
gozan y se revuelcan en el dolor que no les pertenece y le es ajeno
yo intento tapar el sol con un dedo y todo es inútil
los momentos majestuosos se cuelan como las moscas en un cacho de carne podrida
no hay momentos para rememorar, todas fueron fantasías y productos de mi propio engaño
la vida no es eso, te dicen haciéndote creer que ellos saben vivir la vida como se debe

y yo una vez más intento que mis monstruos devoren todo aquello que me perturba pero no hay, no existe un Dios para mí
una agenda colmada de citas y nadie quiere llamar para cancelar




Entradas populares de este blog

Fragmento. Marysol . Novela